fbpx

Odontología Pediatrica

Odontología Pediatrica; La Clínica Dental Lara Smile asegura consultas y atención integral para todos los niveles de necesidades orales/dentales para bebés, niños y adolescentes. El servicio está disponible para el paciente sano normal o comprometido.

La odontologia pediatrica es un lazo de dentista que toma objetivo a mejorar y proteger los dientes permanentes y dientes de ninos entre 0-12 anos. Su objetivo es curar a los niños sin miedo convirtiendo los tratamientos en juegos para niños y haciéndolos interesantes. Al seguir el crecimiento y desarrollo del niño, también siguen el desarrollo de sus dientes en consecuencia.

Un especialista dental en odontopediatría se conoce como pedodontista (o dentista pediátrico) y está capacitado en todos los aspectos de los problemas dentales pediátricos, el manejo del comportamiento e incluso la psicología infantil. Un dentista pediátrico también está capacitado en el cuidado de pacientes con necesidades especiales, incluidos aquellos con discapacidades médicas, físicas o mentales significativas.

Comenzar al mantenimiento dental en una edad temprana pude ayudar a que su niño acepte las visitas de dentistas y comprender la importancia del mantenimiento de dientes. Nuestro objetivo es ayudar a que los niños se sienten mejor en visitar los dentistas y también ensenarles que como se cuidan los dientes.

Odontología Pediatrica - Lara Smile Clínica Dental

La importancia de los dientes deciduos

Los dientes primarios, también conocidos como «dientes de leche», cumplen un papel muy importante en el desarrollo infantil y la salud bucal. Los problemas desatendidos, como las caries, en estos dientes a menudo conducen a problemas que dan forma al desarrollo de sus dientes permanentes. Los dientes temporales son esenciales para el desarrollo de una masticación y una alimentación adecuadas, el desarrollo normal de los huesos y músculos de la mandíbula, y proporcionan espacio y guían a los dientes permanentes a las posiciones correctas.

Además, los dientes de leche afectan a avanzar el desarrollo de habla de los ninos. La mayoria de los niños, hay que cambiar los dientes permanentes cuando tienen 6-7 años los 4 dientes delanteros y los cúspides y muelas generalmente 10-13 años se tienen que soportar.

Generalmente nuestro acercamiento clínico es contar la importancia los dientes de leches a los parientes y estimularlos a dar la importancia necesaria para proteger las existencias de dientes de leches. Pero en caso de que si existe algún caries o perdidas por cualquier motivo para evitar la anomalía de alineación de los dientes se obliga rellenar con un método que se llama «mantenedor de lugar» del espacio. Gracias a esto se protegen los dientes permanentes que se formaran en adelante y la posición de los dientes otros.

Tratamientos Odontológicos Aplicados a Niños

Todos los tratamientos que necesitan los niños para el cuidado dental y bucal son aplicados por odontopediatras. Para que sus hijos tengan una boca y dientes sanos, debe llevarlos a un examen pediátrico una vez cada 6 meses. En estos controles se determinan los tratamientos que necesita tu hijo, y se inicia el tratamiento en un tiempo breve.

El diagnóstico temprano del problema requiere un tratamiento más fácil y más corto. Prótesis infantiles, extracciones dentales, marcadores de posición, aplicaciones para dejar de chuparse el dedo, tratamientos de endodoncia, tratamiento de traumatismos dentales, aplicaciones de empastes, aplicaciones preventivas y protectoras contra la caries son algunos de los tratamientos para proteger la salud bucal y dental de los niños que realizan los odontologos de pediatria.

Proceso después del tratamiento de odontología

Después del tratamiento de odontopediatría, la cooperación de la familia y el dentista es muy importante en términos de tratamiento dental pediátrico. Se debe garantizar la higiene bucal para que el tratamiento sea eficaz y cicatrice en poco tiempo. La familia tiene grandes responsabilidades a la hora de garantizar la higiene bucal del niño. Es importante acudir a los controles en determinados periodos posteriores a la odontopediatría de cara a mantener la situación actual.